Atún encebollado

Las mejores recetas de atún encebollado

Atún encebollado con patatas

Atún encebollado con patatas

El atún es el pescado con más popularidad entre los más pequeños. Su carne es la que más se parece a la carne animal y su sabor, aunque es fuerte, no es muy pronunciado.

Lo mejor de este pescado es que no tiene muchas espinas interiores, por lo que no nos vamos a encontrar demasiadas. Y si se cocina apenas unos segundos, por dentro es muy jugoso.

lo malo es que si nos pasamos de cocción, la carne se va a secar demasiado y se va a quedar como una alpargata imposible de comer.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 trozos de atún de unos 250 gramos cada uno
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla finamente picada
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento choricero
  • 1 manzana pequeña
  • 5 patatas medianas cortadas en en láminas
  • Unas ramitas de perejil fresco
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación del atún encebollado con patatas:

En primer lugar, se pone una sartén a calentar a fuego medio, se le añade una buena cantidad de aceite y se fríen los dientes de ajo enteros hasta que se empiecen a dorar.

Se retira la sartén del fuego y se deja templar el aceite unos minutos. A continuación, se añaden los trozos de atún (si es necesario se les trocea más para que quepan) y se les sofríe ligeramente para que queden doraditos por fuera y no cocinados por dentro del todo.

Se sazonan ligeramente y se sacan los filetes de atún y los ajos a un plato aparte.

Sin eliminar el aceite que hemos utilizado, se añade la cebolla cortada en juliana, el pimiento verde y el pimiento rojo, cortados también en juliana. Se sofríen todos estos ingredientes durante 10 minutos hasta que empiecen a dorarse y ablandarse.

Mientras tanto, se remoja el pimiento choricero para que se ablande y se le añade a la sartén junto con la manzana pelada y cortada. Sazona todo con sal y pimienta negra al gusto.

Se deja que sude todo a fuego lento durante 20 minutos. Se sacan todos los ingredientes a un plato a parte, para que en el mismo aceite, se puedan freír las patatas cortadas en láminas, dejando que se doren por fuera y se queden tiernas por dentro.

Una vez que las patatas estén bien crujientes, se ponen en el fondo de una fuente y se sazonan con sal y pimienta. Se pone la cebollas y los pimientos encima, y sobre ello, el atún. Puedes añadir también los ajos si es de tu gusto.

Se espolvorea el perejil fresco por encima y se sirve caliente.