Atún encebollado

Las mejores recetas de atún encebollado

Atún encebollado con sesamo

Atún encebollado con sesamo

El atún es considerado un manjar en todos países que se consume. Es el pescado que más adeptos tiene gracias a su sabor y a su textura, muy parecidos a los de la carne.

Hay muchas maneras de prepararlo, y gracias a la proliferación de restaurantes asiáticos en nuestro país, cada vez más gente se anima a elaborar recetas menos tradicionales y más exóticas.

Esta receta de atún encebollado con sésamo es una receta asiática, con varios ingredientes a los que no estamos muy acostumbrados, como el aceite de sésamo o el vinagre de arroz, pero que en realidad su uso no tiene ninguna complicación.

Ingredientes para 4 personas:

  • 60 ml de salsa de soja
  • 1 cucharada de miel
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • 4 lomos de atún
  • 2 chalotas
  • 50 gramos de semillas de sesamo
  • 4 cucharada de aceite de oliva virgen

Cómo preparar un atún encebollado con sésamo.

En primer lugar vamos a preparar la salsa. En un bol pequeño juntamos la salsa de soja, la miel y el aceite de sésamo, lo mezclamos todo y lo dividimos en dos partes iguales.

A una de las mezclas le vamos a agregar el vinagre de arroz, lo removemos bien y la dejamos a un lado reservada para utilizarla como salsa para acompañar el atún.

Mientras tanto, vamos a ir pochando las chalotas en un wok. Para ello las limpiamos bien y le cortamos la parte verde, las partimos a la mitad y le vamos a poner un fuego medio y 3 cucharadas de aceite de oliva. El proceso durará unos minutos ya que nuestro objetivo es que la chalota quede blandita pero que cruja al comerla.

Es la hora de cocinar los lomos de atún. Primero los untaremos con la mezcla de salsa de soja, miel y aceite de sésamo que teníamos preparada, y después los rebozaremos en las semillas de sésamo hasta que quede toda la carne del atún cubierta.

La cocción del atún es muy sencilla y rápida. Calentamos en una satén la cucharada de aceite de oliva que nos quedaba a fuego fuerte. Cuando veamos que está muy caliente colocamos los lomos de atún y los dejamos que se doren medio minuto por cada lado.

De este modo, al cortarlo en láminas, los bordes estarán cocinados y el interior quedará casi sin cocción. Este es el punto exacto de atún, aunque sí nos resulta demasiado crudo, podemos pasarlo por la sartén unos segundos más.

Serviremos las láminas de atún de unos 3 centímetros de grosor acompañadas de las chalotas tiernas y la salsa. A la hora de servir podemos utilizar unas hojas de acelgas cocidas para decorar.